Primeras impresiones

El Freedom of the Seas es el primero de una serie de buques evolucionados respecto a la serie Voyager. Tiene como barcos gemelos al Liberty y al Independence of the Seas. Fue inaugurado en junio del año 2006 en Southampton tras su construcción en Finlandia. Es un barco ideal para disfrutar de sus innovadoras instalaciones, de su extensa oferta de ocio y entretenimiento y de sus espectáculos. Una pequeña villa flotante con restaurantes, bares temáticos, calle comercial de 120 metros de largo y 4 niveles de altura ("Royal Promenade"), piscinas, teatro, zona deportiva y ¡pista de hielo! . Como novedad respecto a los buques de la clase Voyager, cabe destacar la inclusión de una piscina para practicar surf ("Flowrider"), un cuadrilátero de boxeo y una zona acuática en cubierta (H2O).

Qué esperar

A bordo de este mega buque el pasajero puede disfrutar de muchas zonas. La principal novedad respecto a los buques de la clase Voyager son la piscina para la práctica de surf ("Flowrider"), con generadores de olas, el cuadrilátero de boxeo en el amplio gimnasio y la gran zona acuática "H2O" situada en la cubierta superior del buque, con piscinas y diferentes atracciones para los más pequeños. No puede faltar la "Royal Promenade", la calle comercial de a bordo, un paseo de 120 metros de largo y 4 cubiertas de altura con tiendas, bares y otras áreas para disfrutar como si en una calle de una ciudad estuviera.  La pista de hielo también es otra área destacada del buque, donde el pasajero puede disfrutar de los espectáculos que ofrecen los bailarines del barco con el espléndido "Show on ice", que ofrecen dos veces por día sin cargo alguno. Las cubiertas exteriores superiores de la nave son amplias y el pasajero puede relajarse en la zona de las piscinas principales. Existe una zona relajante donde sólo pueden acceder los adultos mayores de 18 años. Este espacio ofrece una piscina y dos grandes jacuzzis. Para los más jóvenes, además de la zona acuática "H2O", también existe una zona exclusiva para niños, con amplio programa de ocio y entretenimiento: "Aquanauts" -para niños de entre 3 y 5 años-, "Explorers" -para niños de entre 6 y 8 años-, "Voyagers" -para niños de entre 9 y 12 años-, además de un programa para quinceañeros. A bordo existen 10.817 camarotes. Destacamos la amplitud de los camarotes, que son muy confortables. Existen 1.084 cabinas exteriores (842 con balcón) y 733 interiores, incluyendo las "Promenade", con ventana con vistas al paseo central de la nave.

Entretenimientos a bordo

# Los espectáculos que se ofrecen a bordo son excelentes y muy originales. En el espectactular teatro "Arcadia" se ofrecen hasta 2 "shows" por día, son de estilo "Broadway". Pero también en la "Royal Promenade" se organizan "cabalgatas" tras la cena, preparen sus cámaras porque es todo un espectáculo ver el desfile de disfraces y los destellos de luz y música.

# La zona deportiva es muy completa. Además de un amplio gimnasio, el pasajero puede disfrutar de una pista polideportiva, de un rocódromo, de un campo de mini golf, de una pista de patinaje en línea, de un cuadrilátero de boxeo y del "Flowrider", la piscina especialmente diseñada para practicar surf gracias a los potentes generadores de olas.

#La oferta gastronómica es amplia. Además de poder comer y cenar en el majestuoso restaurante principal, el pasajero puede disfrutar del "Island Grill" (asador) o del "Portofino" (italiano), ambos con cargo adicional y  previa reserva. Otras alternativas más informales son el buffet libre "Windjammer Café", el "Café Promenade" o el original y divertido "Johnny Rockets" (estilo americano, con pequeño cargo adicional).

A quien nos encontraremos

Sin lugar a dudas, navegar con Royal Caribbean es una excelente alternativa para toda la familia o para viajar en pareja, y en cualquier lugar del mundo. A bordo de los buques de Royal Caribbean encontramos a pasajeros del todo el mundo -principalmente americanos del norte-, con un claro carácter internacional.  Royal Caribbean es una propuesta muy equilibrada, para pasajeros experimentados y para principiantes, una opción excelente para vivir una experiencia a bordo insólita. Los pasajeros que navegan en esta compañía disfrutan principalmente del buque -un destino en sí mismo- y de sus escalas.