Primeras impresiones

El Constellation es el cuarto y último buque de la serie Millennium, una serie de barcos construidos en Francia que han tenido mucha aceptación entre los más fieles clientes de la compañía. Sus 11 cubiertas de altura, sus amplios ventanales de cristal y sus ascensores panorámicos con vistas al mar son visibles desde lejos. Es un barco inconfundible por su aspecto cúbico y acristalado y ofrece un servicio de alto nivel y una gastronomía excelente.

Qué esperar

A bordo del Constellation encontramos una serie de elementos diferenciadores, que otras navieras no ofrecen en sus barcos, como el invernadero y floristería "The Conservatory" o el exclusivo restaurante "Ocean Liner's", dedicado al transatlántico francés "Ile de France", construido en 1920. El hall principal es una maravilla, único a flote. Cuando el pasajero embarca, desde el atrio nos recibe una amplia escalinata de piedra de ónix y una copa de champagne servido por los amables camareros de a bordo. Las suites de esta serie de buques son muy amplias y ofrecen detalles lujosos. La suite más grande de a bordo tiene una superficie de 133 m2 de camarote y 102 m2 de terraza con jacuzzi privado con vistas al mar.

Entretenimientos a bordo

# El centro termal de a bordo, el "Acqua Spa" es muy completo. Ofrece saunas de todo tipo, salas de hidroterapia, un jardín persa con ambiente aromático y un gran solarium con cubierta de cristal, piscina de agua templada y sus respectivos jacuzzis.

# El teatro "Celebrity" tiene forma circular y es capaz de acomodar a 900 personas, es muy elegante y ocupa tres niveles de altura. El pasajero puede presenciar un espectáculo al estilo Broadway mientras se toma una copa.

# No dejen de cenar almenos una vez en el exclusivo restaurante "Ocean Liner's" o en el restaurane asiático. Tampoco pueden dejar de tomar un saboroso café acompañado de dulces pastas en el exclusivo y agradable "Cova Café di Milano", una reproducción exacta del famoso café de Milán creado en 1756.

A quien nos encontraremos

En los buques de la serie Millennium encontraremos a un tipo de público experto, que ya ha realziado algún crucero en otra ocasión. No son especialmente pensados para navegar con niños pero sí que existe una zona especialmente reservada para ellos, con programa de actividades incluido. A bordo encontramos, mayoritariamente, a pasajeros americanos, pero existe atención en español. Celebrity ha mejorado su servicio y atención en este sentido porque el pasajero español valora, cada vez más, el producto que ofrece Celebrity Cruises.