• Zona usuario
  • 933 020 429 Lunes a Viernes, 9 a 19h

    Contactar
    • Home
    • Historia de los cruceros

    Historia de los cruceros

     

    Está generalmente aceptado que el inicio de los cruceros fue en el año 1835 cuando en el periódico Shetland Journal se publicaba un viaje por mar para visitar Escocia, Islandia y las Islas Feroe.  La falta de datos fiables en los años precedentes nos lleva a aceptar esta afirmación.

    Muy posiblemente con anterioridad se habrían realizado  viajes por mar con fines turísticos de los que no tenemos noticia. Hay quien asegura que los primeros cruceristas fueron Marco Antonio y Cleopatra que paseaban sus devaneos amorosos por el Nilo. Ciertamente esta es una aseveración un tanto atrevida y tomemos como referencia la fecha de los años 1835/1840.

    En este espacio de tiempo nacieron la Peninsular Steam Navigation Company, que posteriormente se conoció como P & O y la famosa Cunard Line fundada en 1840 por Samuel Cunard.

    Realmente durante años los cruceros no tuvieron gran importancia en el segmento turístico. Los buques construidos en aquellas épocas estaban dedicados básicamente al transporte de pasajeros entre Europa y las Americas. En 1962 más de un millón de personas había cruzado el Atlántico. En los años 70, con la aparición de los aviones a reacción, el panorama cambió completamente. Se ofrecían vuelos más baratos y de travesías de menor duración que las de los barcos. Además la emigración estaba llegando a su fin.

    Las compañías navieras tuvieron que buscar una nueva utilidad para sus barcos por lo que muchos buques fueron adaptados para poder hacer cruceros, mientras que otros tuvieron que ser desguazados porque los “liners” o buques de línea regular tenían varias clases con distintos tipos de acomodación. En la acomodación más barata, que era un “dormitorio”, el pasajero compartía el espacio con 28 personas más por lo que este tipo de acomodación no era adecuado para los nuevos “cruceristas” y las transformaciones eran demasiado costosas. Igualmente habían algunos barcos de crucero que no disponían de baños en los camarotes, sino que eran comunes, estos fueron pronto remodelados para poder adecuarse a la demanda de privacidad por parte del pasaje.

    Hoy en día disponemos de cerca de 280 compañías navieras que ofrecen cruceros marítimos y fluviales con más de 30.000 cruceros a unos 2.000 destinos.

    El cambio más importante en la última década es el diseño y la construcción de los barcos. Por un lado la tecnología ha desterrado la mayoría de los sistemas de propulsión, siendo ahora mismo los azipods el tipo de hélices que predominan en el mercado. El tamaño de los barcos ha cambiado y cada día se construyen barcos de mayores dimensiones. A finales de 2009 Royal Caribbean inauguró el Oasis of the Seas de 220.000 Toneladas de Registro. ¿Cual será el límite?

    Por otro lado las compañías de lujo están experimentando un fuerte crecimiento ya que han mejorado su oferta y han equilibrado los precios. No es de extrañar que muchos pasajeros de suites en barcos de gran capacidad se pasen a los buques de lujo que ofrecen una atención más personalizada y un servicio de mayor calidad.